Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, anunció ayer que Europa ha desbloqueado los fondos europeos de casi 100 millones para concluir el tranvía de Alcalá. Tras negociar con la Comisión Europea, Fomento ha conseguido que no se retiren los fondos comprometidos y las obras se reactivarán a los largo de este año 2020.

La viabilidad del proyecto estaba condicionada a un estudio actualizado de la demanda potencial de viajeros del tranvía. Este informe se envió a la Comisión Europea el pasado mes de septiembre.

Carazo explicó en verano del año pasado que la solicitud del anterior gobierno fue devuelta por la Comisión Europea «porque tenía muchas deficiencias», tantas que incluso «ponían en duda la viabilidad y rentabilidad del proyecto». Sin embargo, el nuevo ejecutivo andaluz ha reconducido la situación y prevé que las obras concluyan en 2023.

Dentro de los presupuestos andaluces de 2020 se destinan 10,4 millones de euros al tranvía de Alcalá. Una cantidad que servirá para actualizar el proyecto de conexión con la Universidad Pablo de Olavide y otras actuaciones como la reposición de las vías robadas. Además, quedaría pendiente la colocación de las instalaciones y sistemas de energía, señalización y comunicaciones, así como las marquesinas y los vagones.

Suspensión de las obras

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha acordado este martes autorizar a la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía (Aopja) a que resuelva el contrato de obra del tranvía de Alcalá de Guadaíra por la suspensión de las obras por un plazo superior a ocho meses. De esta forma, la Junta tendrá que abonar un total de 2,3 millones a la anterior adjudicataria, la unión temporal de empresas (UTE) Comsa-Martín Casillas.