Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

Los vecinos de Pinares de Oromana han vuelvo a protestar en las calles de la urbanización ante el abandono al que se ven sometidos por la administración local. Solicitan un plan integral de mejoras, cifrados en ocho millones por el Ayuntamiento. 

De todas las reivindicaciones, la construcción de un rotonda de acceso en la Venta Los Pinares parece la más viable a corto plazo. De hecho, el proyecto de la rotonda está ya en marcha y los técnicos de topografía han estado sobre el terreno para la redacción concreta del proyecto.

Sin embargo, son muchas más las peticiones que los vecinos han trasmitido el gobierno municipal. Aspectos como la inseguridad ciudadana, desperfectos en la vía pública y el acerado, deficiencias en el alumbrado y el tendido eléctrico, escaso mobiliario urbano y carencias en el transporte público urbano. Asimismo, los vecinos advierten de que las parcelas sin urbanizar se encuentran en «un estado lamentable. Igualmente, denuncian que las aceras están llenas de hierba que en verano puede provocar incendios y en invierno resbalones por la humedad. Otra de las demandas es la mejora del mobiliario urbano, «en algunos casos tercermundista», y echan en falta contenedores selectivos de residuos urbanos adecuados, porque los que hay actualmente «son ineficaces» y en muchos casos los vecinos se ven obligados a depositar gran cantidad de bolsas de basura y otros objetos en la vía pública. El transporte también preocupa y explican que las paradas más cercanas del autobús urbano están en Campo Alegre y las Beatas.

El plan integran que solvente estos problemas fue reivindicado en el Pleno municipal celebrado el 19 de septiembre, al que acudió una representación de unos cuarenta vecinos con pancartas para reclamar atención para la urbanización. Al término de la sesión plenaria fueron atendidos por el nuevo delegado de Servicios Urbanos, José Antonio Montero, y la propia alcaldesa, quedando emplazados a una reunión para abordar los problemas de la urbanización.

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario