Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

En octubre de 2018 se registró un incendio en un inmueble abandonado de la calle Escultor Ruiz Gijón de Alcalá. En el domicilio residían varias personas como ocupas, tres de ellas se encontraban en la casa en el momento del incendio. La Fiscalía solicita para el hombre acusado de intentar matar a estas tres personas una condena de 29 años de cárcel. 

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha comenzado este lunes 4 de noviembre a enjuiciar al encausado. Este ha explicado que el día del incendio acudió al edificio incendiado para intentar pasar allí la noche, ya que iba “borracho”. Según su relato, una de las víctimas le pidió que se marchara y volviera el día siguiente, a lo que el acusado respondió marchándose.

“Subí por las escaleras hasta un banco y me quedé allí porque ya no podía más. Al rato llegó la Policía, me llevó al médico y me detuvo. Pero no volví a la casa para nada”, ha declarado el acusado. El presunto autor de los hechos ha negado los mismos ante el tribunal y ha recalcado que una de las víctimas es “como su padre”.

Según ha adelantado EFE, el Ministerio Público pide 10 años y 12 meses de prisión para  el acusado por un delito de incendio consumado con otro de homicidio en grado de tentativa, así como sendas penas de 9 años por otros dos delitos de intento de homicidio.

Según el testimonio de los agentes locales de Alcalá, fueron las víctimas los que apuntaron al ahora acusado como el responsable del incendio. El juicio seguirá el próximo jueves con la declaración de los ocupas.

Deja un comentario