fbpx
Portada » Los alumnos del Rodríguez Almodóvar no iniciarán el curso escolar
Noticias

Los alumnos del Rodríguez Almodóvar no iniciarán el curso escolar

La Junta Directiva de la AMPA, representantes de Consejo Escolar y Junta de Delegados, deciden de forma unánime la suspensión del inicio del curso, programado para el día 10 de septiembre.

Durante la mañana del día 9 de septiembre, la AMPA volvió a convocar una reunión con carácter urgente para realizar una visita al centro y valorar, in situ, las medidas de seguridad llevadas a cabo por las administraciones competentes.

Como medio de separación entre la zona del patio delantero, donde están ubicadas dos caracolas dobles, y la zona de obra, se ha reforzado la “valla de seguridad”, que ha quedado anclada al suelo evitando así que ceda ante el peso de los alumnos. No obstante, según señalan desde la AMPA, la valla que  separa el patio interior de la zona de obra anula la salida de emergencias.

Respecto a las obras de unión de los edificios de infantil y primaria,  «siguen sin terminar y están situadas frente a la entrada de una de las 3 caracolas dobles». Como resultado, denuncian que queda un espacio con escasa seguridad, colindante a la zona de obra y que presenta un desnivel de más de un metro de profundidad. Además, recalcan que «se ha comprobado que se ha producido un desprendimiento en una zona del patio que han tenido que apuntalar y cubrir con hormigón».

Paralelamente, la empresa constructora ha entregado a la Dirección del Centro, con copia a la AMPA, un informe de evacuación, solicitado por la AMPA, en caso de incendio del centro; tras valorar el contenido de este documento, los asistentes convocados, han mostrado su preocupación, ya que entre las opciones de salida en caso de emergencia se plantea la evacuación de los alumnos al patio de recreo, zona colindante a la construcción del nuevo edificio,  y cuya puerta de emergencia se encuentra anulada por la realización de la obra; de esta forma, la evacuación  de 450 niños, sería prácticamente imposible.

La incertidumbre de las familias, generada por la lentitud en los avances de la ampliación del centro, las escasas medidas de seguridad llevadas a cabo, el dudoso informe de evacuación, y el hecho de que los alumnos y alumnas del centro tendrán que convivir durante los próximos meses con la obra,  provocan que AMPA junto con los miembros del Consejo Escolar y los delegados de clases decidan de forma unánime que el centro no reúne a día de hoy, las condiciones necesarias para que los más de 450 alumnos inicien el curso sin riesgo para su integridad física.

Por lo tanto, los asistentes convocados han decidido mantener la suspensión del inicio de clases, al considerar que aún no se garantiza la seguridad de todos los alumnos. Igualmente se anima a las familias  del centro, si así lo estiman conveniente, a permanecer en la entrada del CEIP,  a partir de las 11:00 de la mañana.

Seis años de masificación y maltrato desde las Administraciones competentes

 Desde la inauguración de la primera fase del CEIP Antonio Rodríguez Almodóvar, en el curso 2014/2015, desde la comunidad educativa denuncian «la pérdida de los escasos espacios libres con los que contaba el centro».

Actualmente el Rodríguez Almodóvar cuenta con tres caracolas dobles y dos aulas que ocupan parte del comedor y la antigua sala de profesores, ya que los espacios del edificio de infantil son insuficientes para alojar a los más de 450 alumnos que dan clases en el centro. Un colegio que en la actualidad tiene que convivir con las obras de construcción del edificio de primaria, de las zonas deportivas y con los problemas de seguridad que estas conllevan y que las familias del centro han detectado en la visita anteriormente mencionada.

Este es el sexto año consecutivo en el que los alumnos del CEIP Antonio Rodríguez Almodóvar no dispondrán de aula de usos múltiples porque está siendo utilizada como aula, ni de instalaciones deportivas, biblioteca, salón de acto, gimnasio, aulas y baños de primaria.

Tildan la situación de tal gravedad que «los niños no tienen ni siquiera espacio para disfrutar del recreo, por lo que los 450 alumnos deben utilizar los corralitos de infantil por turnos, al igual que el servicio de comedor».

Sobre el autor

La Voz de Alcalá

La Voz de Alcalá

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo