Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

Los bomberos de Alcalá extinguieron ayer por la tarde un incendio registrado en la chatarrería Rico, ubicada junto a la A-92, cerca de las viviendas y la gasolinera de El Zacatín en la Avenida Mar Mediterráneo.Tras sofocar el incendio, los bomberos han relatado que al acudir al aviso se estaban metiendo en “un auténtico campo de minas” y “se rozó la tragedia”, ya que en el interior había botellas de acetileno, un depósito de alquitrán y bidones de aceite que explotaban junto a los bomberos que se encontraban en medio de una humareda tóxica y cegadora. “Que ayer no muriera nadie, solo fue cuestión de suerte”, ha criticado.

En un comunicado difundido en redes sociales, los Bomberos de Alcalá han señalado que “no logran entender cómo una instalación tan peligros puede estar a tan sólo unos metros de viviendas y una gasolinera”. No es la primera vez que esta chatarrería registra un incendio y cada vez que acuden se encuentran “una cantidad ingente de productos peligros almacenados, desechados y esparcidos rodeados de vegetación seca”.

El turno de guardia movilizó un vehículo para su extinción, pero antes de salir del Centro de Emergencias, recibieron el aviso de la “monstruosa” columna de humo lo que les hacía presagiar “que no era un incendio de pastos cualquiera”. Tras el aviso, formaron el tren de salida completo en dirección al incendio sin saber lo que se iban a encontrar e intuían que no iba a ser un simple incendio de pastos.

Una vez en el lugar, los bomberos se afanaron para que el incendio de grandes proporciones no alcanzase la gasolinera de El Zacatín. Una vez conseguido y asegurada la instalación, los efectivos se dispersaron en el interior de la chatarrería, “sin darnos cuenta de que nos estábamos metiendo en un auténtico campos de minas”.

El incendio se logró controlar ya entrada la noche y se dio por extinguido a las 5:00 horas de la madrugada. En la extinción también participaron la Policía Local, la Guardia Civil y los Bomberos de Mairena y Utrera. Asimismo, los vecinos de la urbanización suministraron agua potable a los efectivos de emergencias desplazados hasta el lugar de los hechos.


https://www.facebook.com/256627295004491/posts/331886047478615?s=1060058883&sfns=mo

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario