La Hermandad del Rocío ha dado forma a su pregón del Rocío en un año especial para la corporación que cumple su cuadragésimo aniversario llena de vida y de ilusión por emprender dentro de poco un nuevo camino al Rocío. El pregonero este año ha sido el pregonero alcalareño Alberto Mallado Expósito, que ha sido presentado por el abogado Rubén Calderón Domínguez. Las tablas del Gutiérrez de Alba se llenaron de palabras de Rocío y de la música del camino con el cante del Coro de la Hermandad, el tamboril y las sevillanas de un grupo de rocieros y amigos del pregonero.

La alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez, destacó que “hemos podido compartir el cariño que Alberto siente por Alcalá, sus tradiciones, por la hermandad y por la Virgen del Rocío, ha sido un pregón que nos ha trasladado a las vivencias del camino con gran emoción y nos ha hecho reflexionar sobre el significado profundo de ser peregrino y hacer el camino en busca de la Virgen del Rocío, no ha faltado además la música rociera y el cante por sevillanas como parte del pregón”.

El pregonero de este año ha hecho un recorrido por el camino del Rocío de la Hermandad de Alcalá, con una narración que en muchos pasajes seguía el estilo de la crónica periodística. Desde la salida, al paso por los principales hitos del camino, la aldea almonteña, la procesión o el camino de vuelta han quedado descritos en el texto, acompañados por una meditación sobre el significado profundo de las vivencias rocieras y por reflexiones sobre la fe y la presencia de Dios en el camino. El cante tuvo su momento especial con varios amigos del pregonero sobre el escenario que completaron la narración de una noche del camino con sus sevillanas. Y para finalizar, el pregonero hizo una llamada a los rocieros a hacer el camino por todo aquello que configura el universo del Rocío, siempre con la Virgen y el Pastorcito Divino en el centro.

La mañana rociera se completó con la presentación, en la que Rubén Calderón subió al escenario a los hijos del pregonero para “hablarles de su padre”; la actuación del Coro de la Hermandad que estrenó unas sevillanas con motivo de los 40 años de la corporación, el tamboril de Gustavo Pedrero, el estreno de unas sevillanas realizadas por los hermanos Benítez basadas en los poemas del pregón del año anterior y el cante y la guitarra de un grupo de amigos del pregonero.

Deja un comentario