Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Esta mañana las banderas del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra han lucido a media asta por el crimen ocurrido ayer en la calle Hilarión Eslava. En él, el joven de 19 años, Henry Williams, acabó de madrugada con la vida de su madre, Yoy Mariana Villavicencio Gómez.

El Ayuntamiento ha expresado con este acto en memoria de la fallecida el rechazo a la violencia y la condena del asesinato. Los vecinos mostrador ayer sorpresa y estupor al conocer la noticia del homicidio.

“No ha habido ningún tipo de reclamo que pudiera decirnos que había problemas familiares”, ha indicado José Antonio Montero, delegado de Asuntos Sociales en el acto en memoria a la mujer fallecida.

La familia, de origen ecuatoriano y nacionalidad española no había mostrado signos de irregularidades o problemas, según expresa el delegado. La madre tenía 49 años y trabajaba en una empresa de ayuda a domicilio.


Deja un comentario