La organización ecologista Alwadi-ira – Ecologistas en Acción ha alertado a las autoridades competentes sobre la presunta existencia de una cantera ilegal en la Cañada del Chochar, ubicada en la Huerta de Camisón o Huerta el Mohíno. La denuncia, dirigida a las Delegaciones Territoriales de Industria, Energía y Minas; Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía, así como al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, destaca la gravedad de la situación, que no solo pone en peligro un sistema histórico de captación de aguas, sino que también amenaza el patrimonio ambiental y cultural de la región.

En la Huerta de Camisón, Alwadi-ira ha identificado un registro y un pozo vinculados a galerías construidas por The Seville Water Works Company Limited (SWW). Estas infraestructuras históricas desempeñaban un papel crucial en el abastecimiento de agua a Sevilla, captando recursos hídricos de la Hacienda de Clavinque, en Mairena del Alcor. La organización ecologista sostiene que la actividad extractiva actual en esta área podría comprometer la integridad del sistema de captación de aguas, especialmente en momentos de sequía.

Portland Valderrivas

Además, Alwadi-ira señala que la explotación de la cantera podría estar relacionada con el plan de restauración de la zona, previamente explotada por la cantera “Sevilla 2000 y demasías”, propiedad de la cementera Portland Valderrivas. La organización insta a verificar esta circunstancia para determinar si la actividad cuenta con la autorización preceptiva, incluida en los planes de labores de la entidad concesionaria de la cuadrícula minera, en este caso, Portland Valderrivas, S.A.

Desde el grupo ecologista alcalareño, existe la preocupación de que la restauración de la zona pueda convertirse en una acción que perjudique un recurso para beneficiar otro. En este contexto, se recuerda que la restauración debe ser conforme al uso racional de los recursos naturales y a la ponderación de diversos intereses generales, según lo establecido en la legislación y doctrina jurisprudencial.

Evaluación ambiental

La situación se agrava al sospecharse que las actividades en la nueva cantera podrían carecer del Estudio de Impacto Ambiental requerido por la Ley 21/2013, de evaluación ambiental. La falta de Evaluación Ambiental y otros requisitos esenciales para la autorización de proyectos mineros constituye un hecho grave, según Alwadi-ira.

Además, la responsabilidad del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra es enfatizada por la organización ecologista, que cita el Texto Refundido Normas Urbanísticas del PGOU 94. Según este documento, los movimientos de tierra y las actividades extractivas, como las denunciadas, requieren licencia previa, a menos que estén detallados en un proyecto de urbanización o edificación con licencia aprobada.

Deja un comentario