Portada » La importancia del agua en Alcalá a través de una ruta
Noticias

La importancia del agua en Alcalá a través de una ruta

El II Congreso Internacional de Patrimonio Industrial, celebrado en La Harinera del Guadaíra, ha contado este año con una ruta del agua dirigida por Emasesa con la colaboración del Ayuntamiento centrada en la riqueza natural, hidráulica y molinera de Alcalá de Guadaíra.

Según ha detallado el Ayuntamiento de la localidad en una nota este sábado, la ruta forma parte del programa de Emasesa que realiza en la capital y otros doce municipios de la provincia, y que en el caso de Alcalá, ha contado con la participación del doctor en Historia del Arte César López.

La ruta comienza en el Puente del Dragón, “uno de los puntos más emblemáticos” de Alcalá, y continúa en dirección al río por el Molino de Vadalejo hacia el parque de la Retama cruzando el Puente Carlos III, adentrándose en Oromana con parada en los molinos de La Tapada, San Juan y Benarosa.

El Consistorio ha destacado la inclusión en esta ruta del acuífero de Los Alcores y, por otro, el río Guadaíra que le confiere al casco urbano la fuerza de un importante bosque de ribera, espacios de la ciudad que ha calificado como “dos claves geográficas” que “han hecho especial a Alcalá de Guadaíra”.

Así, ha considerado que los valores paisajísticos y antrópicos en las constantes del agua y los molinos dejan “huellas inconfundibles” por todo el tramo urbano y del río; huellas que desde 1873 han quedado plasmadas en los lienzos de pintores de la talla de Sánchez Perrier, José Arpa, Martín Rico y muchos otros, y que junto a la mirada directa al paisaje, vienen a ser una muestra gracias al dossier de pinturas y lienzos que el guía va mostrando a los asistentes.

La vegetación por la que se transita durante la ruta esta formada principalmente por álamos blancos, olmos, almeses y pinares, con inclusión de cultivo de secano, como el olivo. En este sentido, se explica el funcionamiento de las huertas que se nutrían de los importantes acuíferos que surtían de agua a la ciudad.

Tras atravesar el parque de la Retama, los visitantes conocen la historia, arquitectura y maquinaria de los molinos harineros en función de su utilidad como molinos de manantial o de ribera, y visitan el interior del molino del Alrgarrobo para ver en detalle su estructura hidráulica, las piedras de solera y corredera que aún permanecen intactas, y el aprovechamiento de la fuerza del agua.

“Son estampas únicas de un pasado que imprimió a Alcalá de Guadaíra como referente de la industria panadera y que le dio el sobrenombre hasta hoy de Alcalá de los Panaderos; la ciudad que más molinos albergó -diez junto al cauce del río y 30 que se surtían del agua de manantial-“, ha resaltado el Ayuntamiento, que ha concretado que la ruta termina con los molinos de San Juan y Benarosa.

El II Congreso Internacional de Patrimonio Industrial y de la Obra Pública celebrado en La Harinera así lo ha constatado estos días con ponencias que han ahondado en el pasado, el presente y el futuro de este importante legado industrial y que han sido enriquecidas con esta ruta por Alcalá, con una visita guiada a La Harinera, con un taller del Pan y con la degustación de productos autóctonos de Alcalá.

Sobre el autor

La Voz de Alcalá

La Voz de Alcalá

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo

tiempo.es