El Centro de Educación Permanente Diamantino García Acosta ha vuelto a sufrir un revés con el robo de dos compresores de aire acondicionado que tenían instalados en el tejado del centro. Este último robo, según ha denunciado Joaquín Ordóñez, el director del centro de adultos, se produjo durante el pasado fin de semana y se une al que ya vivieron a inicios de septiembre, cuando les sustrajeron otra máquina de aire de una de sus aulas. El centro, tras los dos robos, se queda ahora tan sólo con un aire, que no dará abasto para sus usuarios.

Según señala el centro, que ya ha denunciado el nuevo robo ante la Policía Nacional, los autores “manipularon y desmenuzaron las máquinas a pesar de las jaulas de protección” que tenían. Se da la circunstancia de que estas máquinas no habían sido estrenadas todavía. Desde el centro destacan que “habían sido adquiridas gracias al esfuerzo de los alumnos”, por lo que “les produce gran tristeza que estos hechos se produzcan en un centro educativo”.

María Román

Cacereña de nacimiento y sevillana de corazón. Licenciada en Periodismo, me gusta contar historias y curiosear. Actualmente enganchada a la vida municipal, aunque interesada en la gestión cultural y...