Vacunación covid / Archivo SA
Vacunación covid / Archivo SA

Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

El Servicio Andaluz de Salud comienza este viernes a vacunar con una tercera dosis de las vacunas de ARN mensajero a los pacientes inmunodeprimidos. Un plan que contempla la actualización de la estrategia de vacunación aprobada el miércoles en el Consejo Interterritorial tras obtener el visto bueno de la Comisión de Salud Pública. Esta tercera dosis, que se administrará en los puntos de vacunación habituales con cita previa, está destinada a 13.678 pacientes con trasplante de órgano sólido o con terapia inmunosupresora por trasplante de órgano sólido, independientemente del tiempo transcurrido. Por provincias, son 975 en Almería; 2.064 en Cádiz; 1.506 en Córdoba; 1.366 en Granada; 749 en Huelva; 921 en Jaén; 2.684 en Málaga y 3.413 en Sevilla.

Igualmente, se administrará esta tercera dosis a personas con trasplante de progenitores hematopoyéticos (alo y autotrasplante). En caso de trasplante en los dos últimos años se pondrá esta dosis adicional de vacuna ARNm si habían recibido la pauta de dos dosis tras el trasplante. La adicional se administrará al menos 28 días tras haber recibido la segunda. Si el trasplante es reciente y previo al mismo hubiera recibido dos dosis de vacuna, se recomiendan dos adicionales (con el intervalo estándar), comenzando entre dos y seis meses tras el procedimiento. Por último, de no haber recibido previamente ninguna vacuna contra el covid, el esquema de vacunación será de tres dosis de ARNm.

También está indicada esta tercera dosis a pacientes tratados con fármacos anti‐CD20, entre los que se encuentran rituximab, ocrelizumab, ofatumumab, obinutuzumab, ibritumumab tiuxetan, veltuzumab y tositumomab. La dosis adicional debe administrarse durante el tratamiento (a ser posible 15 días antes del ciclo de medicación que le corresponda). O, dada la larga duración y el poder inmunosupresor de los fármacos anti-CD20, los pacientes se seguirán considerando inmunodeprimidos durante un periodo de tres meses para todos los fármacos anti-CD20, excepto para el rituximab que se alargará a 6 meses. Así, aquellos que una vez concluido el tratamiento hubieran recibido durante el mismo dos dosis de vacuna serían, por tanto, en el periodo de inmunosupresión explicitado, candidatos a recibir esa adicional.

Deja un comentario