Policía Nacional / Imagen de Archivo

Recibe nuestras alertas en tu móvil. Estamos en WhatsApp y Telegram.

Un joven de 15 años ha sido el autor de un parricidio ocurrido en la localidad de Algoda, en Elche. Según han adelantado otros medios, el origen podría estar en una discusión con familiar por las malas notas del menor, en la que el joven habría terminado castigado sin videoconsola y sin acceso a internet a través de su teléfono móvil.

Los hechos tuvieron el lugar el pasado martes 8 de febrero en Elche. El joven, tras una disputa con su progenitora, cogió una escopeta y terminó con la vida de su madre de dos disparos a bocajarro. La misma suerte corrió su hermano menor, de 10 años de edad, cuando acudió a la habitación en la que su hermano acababa de asesinar a su madre. Dos disparos recibió también. El padre, que no se encontraba en el hogar en el momento de los dos asesinatos, recibió la peor parte. Al llegar a su casa y encontrarse con los cadáveres, recibió tres disparos por parte de su hijo mayor.

Convivió tres días con las cadáveres

Sin embargo, y a pesar de la dureza de los hechos, la parte que más sorprende a los investigadores es los tres días que permaneció el joven conviviendo con los cuerpos de su familia. Tras producirse el asesinato, trasladó los cadáveres hasta el garaje del domicilio, donde los apiló y los mantuvo tres días. Fue después de que unos familiares advirtieran la ausencia de los padres y el hermano cuando se destapó el crimen.

El autor del parricidio fue detenido este viernes por la Policía Nacional en su domicilio en Elche y se encuentra en estos instantes en dependencias policiales, a la espera de que se concluya la investigación del caso. Está previsto que los agentes de Homicidios regresen esta sábado al escenario del crimen para llevar a cabo una inspección ocular.

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.

Deja un comentario