Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

Convivir con una persona con Alzheimer puede ser algo complicado si no se cuenta con ayuda o se desconocen las principales características de esta enfermedad. Para conocer un poco  más sobre ello y obtener la orientación más profesional hemos acudido a Mónica González Carrasco, una experta en el sector y componente del equipo de Qida.es que nos ha facilitado estos consejos para los familiares de las personas que padecen esta enfermedad.

1 Usar la paciencia

Las personas con Alzheimer pueden ponerse un poco complicadas en determinadas circunstancias, por lo que tener una buena dosis de paciencia es el primer consejo que podemos ofrecer a una persona que está a cargo de un enfermo o que tiene una relación diaria con él.

Es crucial no presionar a la persona para que haga determinadas cosas, para que coma o para que se ejercite, pues el deterioro mental es algo que no podrá controlar y que resulta inevitable.

2 Dejar que haga lo que puede

Las personas que sufren esta enfermedad son capaces de olvidar cosas muy básicas e incluso la capacidad para llevar a cabo determinadas tareas. Es cambio, esto no pasa con todas las cosas.

Es importante motivar a los pacientes para que sigan realizando todo aquello que recuerdan aunque sean cosas pequeñas como lavarse los dientes o hacer la cama. Esto puede servir para ejercitar su mente y para prevenir deterioros mayores, aunque en muchos casos hay que acompañarlos porque no serán capaces de hacerlo del todo bien.

3 Hablar con claridad

Es muy fundamental hablar claro, alto y simplificando los mensajes. Acudir con largos discursos a una persona con esta enfermedad podría confundirle y hacer que no entienda nada. Es mejor hablar de manera pausada, usar su nombre e incluso tocar a la persona para captar su atención.

4 Comer sin distracciones

Las personas encargadas de dar de comer a los enfermos de Alzheimer deben tomar muy en cuenta el primer consejo y armarse de paciencia, ya que esto puede resultar algo un poco complicado de llevar a cabo. Si se busca simplificar la tarea, realizarlo en un entorno muy tranquilo y lejos de las distracciones puede ayudar enormemente, ya que podrán concentrarse o poner su atención en esta labor en lo máximo posible.

5 Luz en el dormitorio

El momento de dormir y la noche en general pueden ser momentos también complejos para las personas que padecen esta enfermedad. Es posible que en algún momento se despierten de madrugada con cierta desorientación o confusión mental, por lo que dejar una pequeña luz encendida cerca de ellos puede ser de gran ayuda.

Además, si se incluye algún tipo de señalización hacia el cuarto de baño también les puede ayudar a saber cómo reaccionar en caso de necesitar usarlo en plena noche.

6 Evitar discusiones o tensiones

Puede que en algunos casos salga un instinto maternal o paternal a la hora de tratar a una persona con deterioro cognitivo, pero no hay que olvidar que se trata de otro tipo de problema. Por ello, es importante evitar las discusiones o las tensiones en casa, ya que no servirán de nada con las personas que simplemente no recuerdan y solo va a generar malestar y frustración para todas las partes implicadas.

Deja un comentario