Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

La Unión, empresa almeriense, y la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátano de Canarias (ASPROCAN) han anunciado esta mañana, en la Feria Fruit Attraction de Madrid, el inicio de las pruebas de congelación de Plátano de Canarias dañado por las cenizas del volcán de La Palma.

Para ello, esta empresa andaluza utilizará una nueva tecnología que consigue mantener la fruta durante el tiempo que sea necesario, conservando todas sus cualidades de aspecto, sabor y nutrientes una vez descongelada.

Luchar contra el desperdicio alimentario

El objetivo de esta iniciativa persigue luchar contra el desperdicio alimentario de un producto que, aunque se encuentra en perfecto estado para su consumo, por normativa europea no es apto para ser comercializado por encontrarse dañado, exclusivamente, en su imagen exterior.

La totalidad de la fruta, una vez tratada, cortada y envasada será donada a comedores sociales, con lo que esta iniciativa permitirá, por un lado, paliar y compensar las inevitables pérdidas de producto que están sufriendo actualmente los productores plataneros palmeros: y por otro, conseguir dotar al producto de una segunda oportunidad y convertirlo en una ayuda para los más necesitados.

La fruta dañada será recogida en La Palma para su posterior traslado hasta la nueva planta congeladora y transformadora en Almería, donde se procesará para ser envasada y enviada a diferentes bancos de alimentos repartidos por España.

Actualmente en La Palma hay más de 10.500 familias que dependen del plátano de Canarias y que viven una situación de creciente pérdida ante el avance imparable de la ceniza en los cultivos.

Según ha explicado Domingo Martín Ortega, presidente de ASPROCAN, “desde la Asociación estamos trabajando en distintas alternativas para dar viabilidad al máximo volumen posible de fruta de la isla de La Palma. Esta nueva tecnología de conservación puede ser una de ellas, con la capacidad además, de llegar a ser un complemento interesante para el más largo plazo”.

Deja un comentario