Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

La Dirección General de Tráfico pone en marcha mañana lunes, y hasta el domingo 13 de diciembre, una nueva campaña especial de control de la tasa de alcohol y presencia de drogas entre los conductores de la provincia de Sevilla, con el objetivo de reducir la accidentalidad y las consecuencias derivadas de estos casos.

Durante los siete días de campaña, los agentes  de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil reforzarán los controles principalmente en carreteras convencionales y las entradas y salidas de los municipios, con la colaboración de las policías locales.

Se trata, como ha explicado el subdelegado, de “una campaña necesaria para visualizar la necesidad de una conducción segura”, pese a que este año se prevé “una bajada notable de las infracciones” con el cierre perimetral de municipios y las restricciones por el Covid19. Por eso, ha llamado a la “prudencia y responsabilidad” de los conductores y al estricto cumplimiento de la normativa.

El alcohol está implicado en el 30 y el 50% de los accidentes mortales, lo que lo convierte en uno de los principales factores de riesgo en la conducción.

Accidentes mortales con alcohol en 2019

En 2019 se contabilizaron en la provincia de Sevilla ocho fallecidos en accidentes de tráfico en los que algún conductor tuvo resultado positivo en las pruebas de alcoholemia.

Un análisis de estos accidentes permite obtener el perfil de la accidentalidad por consumo de alcohol en Sevilla: varón, de entre 35 a y 54 años, que conduce  en horario laborable y horario nocturno.

La mayor parte de estos accidentes ocurrió en días laborables (62,5%) y en horario nocturno. De hecho, el 75% de los accidentes se produjo entre las 20:00 horas de la tarde y las 07:59 horas de la mañana; en concreto, el 50% de los casos se registró entre las 21:00 y 22:30 horas.

Por otro lado, eran hombres siete de los ocho implicados en accidentes mortales en los que se tiene constancia de prueba de alcohol con resultado positivo. Se concentran en los grupos de edad entre los 35 a y 54 años.

Según el modo de desplazamiento, los conductores implicados en accidentes mortales con prueba de alcohol positiva eran conductores de motocicleta en el 50% de los casos.

Sanciones

En cuanto a las denuncias formuladas el pasado año en la provincia de Sevilla tras positivos por consumo de alcohol, el 34,65% de los casos conllevó detracción de 6 puntos del carné de conducir y el 65,35%, de 4 puntos. Además, estas infracciones conllevaron la correspondiente sanción económica.

El límite de alcoholemia establecido en España está recogido por la Ley de Seguridad Vial y la tasa máxima de alcohol depende de cada tipo de conductor, aunque lo ideal es conducir siempre con una tasa del 0.0 (sin alcohol):

  • Conductores en general; El límite en sangre es de 0.5 gr/l y límite en aire espirado es 0.25 mg/l
  • Conductor novel; La tasa de alcohol en novel es más restrictiva, quedando establecido un límite en sangre de 0.3 gr/l y un límite en aire espirado de 0.15 mg/l
  • Conductor profesional; La tasa de alcohol del conductor profesional siempre es inferior que la de los conductores generales (aunque ya no sea un conductor profesional novel), estando establecida la tasa máxima en sangre de 0.3 gr/l y la tasa máxima en aire espirado de 0.15 gr/l
  • Ciclistas; A efectos de circulación vial, un ciclista se considera como un conductor de un vehículo sin motor y también se le aplica la tasa de alcoholemia a ciclistas con los mismos límites que el resto de conductores generales (máximo 0.5 gr/l en sangre o máximo 0.25 mg/l en aire espirado)

La campaña del pasado año

En la campaña especial del pasado año, desarrollada entre el  9 y el 15 de diciembre, 169 conductores fueron denunciados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil por conducir habiendo consumido alcohol o drogas. De ellos, 48 por dar positivo a drogas y 121 por alcohol. En total se realizaron  7.183 pruebas.

Un total de 118 de los test fueron de drogas, con un 40,6% de resultados positivos (48 conductores). Entre las drogas más consumidas destacaban el cannabis (34 casos, 57,6% del total), la cocaína (15 casos, 25,4% del total) y las anfetaminas (6 casos, 10,2% del total).

En lo referente al alcohol, de las 7.065 pruebas de control de alcoholemia realizadas,  121 conductores dieron positivo, y de ellos 112 fueron detectados en controles preventivos, dos tras haber cometido una infracción, seis por estar implicados en un accidente y uno por presentar síntomas evidentes.

Deja un comentario