Este verano el monumental incendio de Almonaster ha dejado una triste huella en la sierra de Huelva, manteniendo en alerta durante varios días a toda Andalucía. Otros menos prolongados, como el de Estepona, alcanzaron zonas urbanas y provocaron el caos, mientras en Sevilla algunos menos virulentos como el de Benacazón arrasaban zonas de alto valor ecológico.

Se trata de incendios forestales pero funcionan de formas diferentes y causan daños distintos. Pero ¿cómo identificarlos? El Infoca ha ofrecido una tipología para descubrir sus secretos.

Los categoriza según su esquema de propagación: incendios topográficos, incendios de viento e incendios convectivos. Cambia su factor dominante, características, potencial o el previsible patrón de propagación. Te contamos más más sobre ellos: