Los investigadores han recomendado que los pacientes recuperados de coronavirus sigan llevando mascarillas y guardando la distancia social.