La vacuna contra el coronavirus que desarrollan investigadores de la prestigiosa Universidad de Oxford es efectiva. Así lo demuestran los resultados preliminares publicados por la revista científica ‘The Lancet’.

Según este medio, la administración de una sola dosis de esta vacuna a más de 1000 pacientes ha dado como resultado una respuesta inmune importante, con anticuerpos y linfocitos T a cargo de la defensa frente al virus que han permanecido hasta 56 días después de la administración de una dosis. Con una segunda dosis se buscará una mayor respuesta inmunológica, que 10 de estos pacientes ya esperan tras recibir dicha dosis recientemente. Por el momento los reultados de este último avance no están disponibles, ya que se necesita más tiempo de prueba.

Según el estudio publicado desde Oxford, la vacuna es o debería ser segura, ya que solo se han registrado testimonios de efectos secundarios generalmente leves como fatiga o dolor de cabeza tratables con analgésicos como el paracetamol, aunque se necesitan más estudios sobre el tema especialmente en población mayor.