Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

El consejero de Salud y Familias ha pormenorizado en la Comisión de Salud y Familias del Parlamento la batería de propuestas elevadas a Mesa Sectorial el pasado viernes. Desde la gratificación de algo más de 600 euros por su trabajo frente al coronavirus a la eliminación de irregularidades en la contratación: así es la propuesta de la Junta, que ascenderá a los 343 millones hasta 2022.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha comparecido en la Comisión de Salud y Familias del Parlamento Andaluz para exponer los acuerdos de la Mesa Sectorial de Sanidad del pasado viernes. Una sesión centrada en el reconocimiento al especial esfuerzo que han realizado los trabajadores sanitarios con motivo de la Covid-19. En este sentido, Jesús Aguirre ha enumerado las propuestas debatidas, como son la mejora de las retribuciones y las condiciones laborales que “supondrán más de 150 millones de euros para la totalidad de los trabajadores durante el 2020. Coste que se elevará a 343 millones de aquí al 2022”.

Respecto a la última sesión, en la que se debatieron las gratificaciones propuestas por el esfuerzo en la pandemia, la Consejería de Salud Familias propone el abono de una gratificación especial equivalente al 20% del salario base más la paga extra por tres meses; de este modo, todos los profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía recibirán así un pago único de 622,37 euros de media. Medida que tendrá un coste total de casi 73 millones de euros.

De igual modo, se ha propuesto aumentar hasta en cuatro los días adicionales de vacaciones al personal que ha trabajado luchando contra el Coronavirus, uno por mes desde marzo a junio. El coste estimado es de 11,2 millones de euros. Por otro lado, se ha propuesto una mejora de las condiciones laborales encaminadas a una extensión del complemento específico de la exclusividad a partir de septiembre. “Con esta medida se conseguirá la equidad retributiva al cumplir con la premisa de a igual trabajo, mismo salario”, ha especificado Aguirre. Propuesta que tendrá un coste anual de 11,6 millones.

En esta línea, también se ha planteado la equiparación salarial con la media nacional con dos nuevas medidas: la equiparación de la jornada complementaria y de la atención continuada. En concreto, la Consejería propone el adelanto del segundo tercio de la jornada complementaria al mes de julio. “Este incremento supone un 10,85% de media desde principio de enero, que se pagará con carácter retroactivo desde este mes”, ha anunciado el consejero. Por su parte, en el caso de la atención continuada se propone abonar una tercera parte en el 2020 desde el 1 de enero, adelantando igualmente la subida de un segundo tercio correspondiente al año 2021 también efectivo desde este mes.

El consejero de Salud y Familias ha enumerado también la propuesta que “permitirá acabar con la situación irregular en el SAS”, como es la normalización de la situación de los trabajadores eventuales que pasaron a interinos en 2017 y que aún continuaban cobrando nómina complementaria. Esta medida tendrá un importe estimado de 43,6 millones de euros. En esta línea, ha puntualizado que “en el mes de agosto está previsto abonar la subida jornada complementaria, atención continuada y la paga única. Y en el mes de septiembre el complemento específico, conocida como exclusividad”.

Para finalizar, el titular de Salud y Familias ha querido enumerar otras medidas adoptadas en materia laboral desde el inicio de la legislatura como son el aumento del 10,7% de la partida destinada a gastos de personal en los Presupuestos de 2020 con respecto a 2018; el incremento de 3.961 profesionales en la plantilla del Sistema Andaluz de Salud con respecto a finales de 2018; la aprobación del Plan de Prevención y Atención frente a Agresiones a Profesionales; el Plan estratégico de igualdad de oportunidades del SAS; la previsión de contratación de más de 20.000 profesionales en el Plan Verano 2020; el nombramiento de 4.424 trabajadores con motivo del Plan de Alta Frecuentación de la Covid-19; la contratación de 624 MIR; y el incremento de ofertas de plazas de MIR y EIR en 2020. A estas medidas, se suman otras incitativas como la prolongación de la edad de jubilación hasta los 70 años, la creación de la categoría enfermeros de Salud Mental o el cambio de denominación de auxiliares de clínica actualizado a la actual de técnico auxiliar de enfermería.