Más Actualidad

El Banco de España calcula que la economía caerá este año entre un 6,6% y un 13,6%

El Banco de España ha publicado este lunes un documento en el que calcula que la actividad en España se hundió un 4,7% trimestral solo entre enero y marzo. En total, en 2020, prevé que se desplomará entre un 6,6% y un 13,6%, sufriendo una contracción “sin precedentes en la historia reciente”.

Para el año próximo, la economía española repuntaría entre un 5,5% y un 8,5%, aunque no sería suficiente para esta en el mismo nivel en el que nos encontrábamos. En el mejor de los casos, al cierre de 2021 todavía quedará más de un punto de PIB por recobrar. En el peor, todavía faltarían cuatro puntos. Y en el intermedio, unos tres.

El Banco de España ha advertido que el impacto del virus será mayor en España que en otros países dado el alto porcentaje de empleo temporal en el mercado laboral. El déficit público podría colocarse entre el 7% y el 11% del PIB, y la deuda se situará entre el 110% y el 122% del PIB.

El organismo ha reconocido que hay una gran incertidumbre, por ejemplo con los periodos de restricciones o con las medidas que harán falta para prevenir nuevos focos de contagio, y admite que esas circunstancias le obligarán a ir revisando sobre la marcha estos números.

La institución analiza los efectos sobre la economía de la pandemia en distintos enfoques. Un primer enfoque, centrado en la oferta, analiza la evolución del PIB en función de la caída de la producción económica y concluye que la contracción oscilará, si el confinamiento dura 8 semanas, entre el 6,6%  y el 8,7%. Si el confinamiento se alargara 12 semanas, la contracción económica ascendería al 13,6% y se llegaría a final de año sin alcanzar una normalización de la actividad.

Debes leer  La batalla contra el Covid, a pie de laboratorio: así se trabaja contra el virus en Andalucía

Un segundo enfoque, apunta que la pérdida de rentas de hogares y empresas implicará una reducción del gasto o el recurso a créditos que conllevarán pagos futuros, al tiempo que la incertidumbre supondrá posponer decisiones de gasto. Con un confinamiento de 8 semanas, las medidas adoptadas por el Gobierno evitarían la pérdida de puestos de trabajo y el cierre de empresas, lo que supone una contracción económica del 6,8% este año.

Un tercer escenario, sería en el que el confinamiento durara 12 semanas y un porcentaje mayor de empresas se vería afectado por problemas de solvencia, lo que se traduciría en una contracción del 12,4% este año y un crecimiento del 8,5% en 2021.

El Banco de España calcula en unos 6.000 millones de euros el coste de las medidas adoptadas para facilitar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Asimismo, ve “muy improbable” que se erradique la pandemia a corto plazo y que el actual periodo de confinamiento vaya seguido “de una vuelta rápida y plena a la normalidad”.

Sobre el autor

La Voz de Alcalá

La Voz de Alcalá

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo