Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La Universidad de Sevilla ha decidido interrumpir el cobro de los pagos fraccionados de las matrículas hasta que se levante el estado de alarma por el coronavirus. Pastora Revuelta, vicerrectora de estudiantes, ha mandado este miércoles un correo a los alumnos comunicando el aplazamiento del cobro correspondiente al séptimo y octavo plazo de la matrícula.


Esta decisión, se ha tomado ya que “la situación de excepcionalidad existente ante la pandemia causada por la expansión del Covid-19 y al impacto social y económico derivado de la declaración del estado de alarma y de los sucesivos decretos y medidas que le han sucedido”, dice el comunicado enviado por correo. Esta medida afecta a aquellos alumnos que hayan fraccionado el pago de las matrículas en ocho plazos.

“Esta decisión se mantendrá hasta la fecha en que deje de tener efecto la suspensión de plazos establecida por el Real Decreto 463/2020 y sus prórrogas. La reanudación de los plazos de cobro se llevará a cabo respetando la secuencia temporal del fraccionamiento y en los mismos términos y condiciones establecidos para los plazos ya vencidos. En ningún caso se procederá al envío simultáneo de los recibos correspondientes al séptimo y al octavo plazo de los precios públicos de las matrículas”, afirma la vicerrectora.

Por su parte, la Universidad Pablo de Olavide, también ha informado a sus alumnos de esta medida, que fue aprobada la semana pasada por la gerencia del campus.