Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

El Consejo de Ministros extraordinario ha aprobado medidas excepcionales frente al coronavirus gracias al real decreto ley que ha establecido el estado de alarma en todo el territorio nacional. El Ejecutivo se ha reunido este sábado a las 10.30 en La Moncloa. «A partir de hoy, la única autoridad es el Gobierno de España», ha sentenciado el presidente Pedro Sánchez. 

El real decreto aprobado por el Gobierno supone que los integrantes de las Fuerzas Armadas queden bajo el mando del Ministerio del Interior. Así, los ciudadanos solo podrán circular por las calles para actividades de primera necesidad como la adquisición de alimentos o medicinas, así como para acudir al trabajo o asistir a personas mayores o con necesidades. El decreto también amplía la suspensión del acceso a locales en todo el país.

Los supuestos para los que se podrá salir serán los siguientes: comprar alimentos, productos farmacéuticos y bienes de primera necesidad. Acudir al trabajo y volver al domicilio. También se permitirá acudir a los centros sanitarios y desplazarse para atender a las personas mayores. «La permanencia en los establecimientos comerciales debe ser la estrictamente necesaria» y se realizará de forma individual salvo para aquellas personas que necesiten apoyo tales como personas mayores.

En la rueda de prensa, Sánchez ha aludido a que el Consejo de Ministros se ha ceñido a las recomendaciones de los científicos. Ha señalado que tienen las ideas y las medidas «claras para vencer al virus». «Hemos aprobado el estado de alarma. Como saben, España se enfrenta a una emergencia de salud pública que requiere decisiones extraordinarias», ha declarado Sánchez.

En lo respectivo a lo económico, Sánchez ha detallado a cuatro grupo de medidas. «Habrá cuatro grupos de medidas. En primer lugar, apoyo a los trabajadores, a los empresarios, a las familias y a los colectivos más vulnerables. En segundo lugar, la flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar los despidos, denominados ERTES. En tercer lugar, el apoyo a la actividad económica. Y la cuarta, el apoyo a la investigación para encontrar la vacuna del coronavirus». Sánchez no ha escondido que habrá consecuencias: «Las medidas que vamos a adoptar son drásticas y van a tener, desgraciadamente, consecuencias».

Llamamiento a la colaboración de las autonomías

«Todos y cada uno de los presidentes deberán dejar a un lado las diferencias y situarse detrás del Gobierno de España» ha sentenciado Sánchez. El presidente ha pedido colaboración y sacrificio. Los objetivos del gobierno serán: reducir la curva de propagación, detenerla y luego eliminarlo. En el mismo sentido, ha marcado como objetivo conseguir una vacuna para el virus.

¿Qué implica el estado de alarma?

El artículo 116 trata los supuestos en los que es preceptivo aplicar el estado de alarma, el estado de excepción y el estado de sitio cuando se dé concurrencia de circunstancias excepcionales que imposibiliten el mantenimiento de la normalidad mediante los poderes ordinarios.La Ley Orgánica de Estados de Alarma, Excepción y Sitio de 1 de junio de 1981, contiene los elementos necesarios para aplicar medidas especiales en las comunidades autónomas o en el Estado ante emergencias sanitarias. Así, será el Gobierno quien determina mediante decreto acordado en Consejo de Ministros “la duración y los efectos del estado de alarma, que no podrá exceder de quince días”.

Según el artículo 4.B de la ley Orgánica de Estados de Alarma, Excepción y Sitio para acordar la medida se debe producir una circunstancia como “crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves”. La adopción de esta medida permite al Gobierno limitar la libre circulación de personas, con el consiguiente cierre de alguna ciudad o comunidad autónoma, o de todo el país.

El estado de alarma se declaró por primera vez en diciembre de 2010. Fue bajo el mando de José Luis Rodríguez Zapatero, debido al caos aeroportuario causado por una «huelga salvaje» y masiva de controladores aéreos que se negaban a poner fin al boicot. Todos ellos quedaron «movilizados» y bajo las órdenes de la autoridad militar.

Deja un comentario