Javier Barón. / LVA.

Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

En estas calurosas vacaciones, recalentadas por el incremento descontrolado de la factura de la luz, la programación de Noctaíra, con sus localizaciones, variedad y calidad, ha proporcionado una bocanada de aire fresco a los que no hemos salido fuera.
La propuesta de nuevas localizaciones está resultando de gran interés. Por fortuna, y gracias a personas muy concretas, en Alcalá ha cambiado la sensibilidad respecto a la búsqueda de nuevos escenarios y las actividades culturales.

Se ha roto definitivamente el corsé que encerraba en el teatro Gutiérrez de Alba cualquier evento cultural que tuviese lugar en nuestra ciudad. En la década de 1960 pasó algo. Se convirtió el recinto del castillo en teatro a cielo abierto (con grada y escenario) para festivales flamencos y juegos florales.

Desde la transición democrática fueron apareciendo verdaderas alternativas al Gutiérrez de Alba restaurado: Centro Cultural, Colegio Salesianos de puertas abiertas, Cine Cervantes, Casa de la Cultura…Llegó el momento en que lo más granado del ambiente cultural alcalareño se repartía entre la Casa de la Cultura y el Museo de la Ciudad.

Carmen Troncoso de Arce merece un sentido recuerdo, por sacar el teatro del IES Cristóbal de Monroy a las calles y plazas. Su hijo, David Fernández Troncoso, siguiendo la huella de Carmen, dio vida a los muros y torres centenarias del castillo con unos montajes escénicos, que llevan al espectador a sentirse en medio de la escena.

Noctaíra nos ha descubierto posibilidades inexploradas hasta ahora de ciertos rincones urbanos. Los entremeses de los hermanos Álvarez Quintero a pie de calle, en Plena plaza del Duque, sin más tramoya que el sonido de la fuente, el eco de la campana del reloj, la moto que pasa y el curioso que se para extrañado, resultó genial. Han logrado llevar más allá del Arco de la calle Ancha la experiencia que el Centro San Miguel, cosechó en el Castillo y su Arrabal ¡Ánimo!

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.

Deja un comentario