El Auditorio Riberas del Guadaíra acogió el pasado sábado la 40 edición del Festival Joaquín el de la Paula. Los artistas mostraron el agradecimiento por volver a las tablas de un escenario, lo hicieron de palabra y poniendo el corazón en sus actuaciones.

Sobre el escenario abrió la noche el bailaor Jesús Aguilera, entregado a un público que lo esperaba para verlo en su tierra. Esperanza Fernández llenó el ámbito con su voz poderosa y lo dispuso todo para que el Barullo desplegara flamencura en su baile. Anabel Valencia, otra voz poderosa y llena de matices siguió iluminando la noche. Tras ella el Pele, con personalidad arrolladora y lenguaje propio para la expresión del flamenco. Y el cierre para José Mercé, convertido en gigante del flamenco y también en alcalareño como él mismo proclamó al final de su actuación y también durante ella, cantando por soleá de Alcalá para evocar el espíritu de Joaquín el de la Paula.

El Ayuntamiento reconoció a la Cadena SER por su labor de difusión y de dignificación del flamenco. Una tarea en la que como recordó Ildefonso Vergara, director comercial de la Cadena SER Andalucía, Alcalá ha estado siempre presente como cuna y referente del cante, tal y como Antonio Mairena la proclamó muchas veces en las tertulias que organizaba la emisora.