La Inmaculada de la parroquia sevillana de San Gonzalo, obra del imaginero alcalareño José Alarcón Santa Cruz en 1937, ha sido restaurada recientemente en una intervención que ya han calificado como “tipo Ecce Homo”.

Alarcón es autor, entre otras obras, de la imagen de María Auxiliadora del Colegio Salesiano de Alcalá y del actual retablo de la Virgen del Águila, en su Santuario. La obra que ha sufrido la polémica intervención esta situada en Sevilla, en una de las naves laterales de San Gonzalo.

Las redes no han tardado en criticar el suceso, ya que las imágenes que han ofrecido historiadores locales y medios muestran un antes y un después que modifica notoriamente la calidad de la talla.

La persona a cargo de la restauración, según han publicado diversos medios, aún tiene por delante la restauración de otras dos tallas de la misma parroquia.