Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá
Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

El logotipo de La Voz de Alcalá se ha rejuvenecido para adaptarse a los nuevos usos informativos y a la nueva etapa digital del periódico. Eso sí, sin perder la esencia de su identidad. Sin embargo, no es la primera vez que La Voz adapta su identidad gráfica y corporativa.

El Alcalá nació el 1 de mayo de 1991 con un logotipo compuesto solo por su nombre, haciendo las veces de cabecera del periódico. El imagotipo llegó dos años después, en abril de 1993. Fue entonces cuando la cabecera sumó el castillo. Aquel diseño tenía el verde como color principal, en un periódico que se imprimía al completo en blanco y negro.

Nueva identidad corporativa de La Voz de Alcalá
Nueva identidad corporativa de La Voz de Alcalá

Con el tiempo el verde fue tornándose azul, yendo castillo y marca de la mano hasta septiembre de 1996. Fue entonces cuando El Alcalá pasa a llamarse La Voz de Alcalá. En ese momento se aprovechó para hacer un cambio importante en la estética corporativa: El castillo quedaba insertado en un cintillo azul y sobre este, la nueva marca centraba la atención, pasando la tipografía de La Voz de Alcalá a ser el propio logotipo. Este trabajo fue obra de la empresa alcalareña de diseño gráfico Textura. Y desde entonces, la imagen del periódico ha permanecido prácticamente inalterable hasta ahora.

Así, la marca y el logotipo se han sometido a un rebranding -como se denomina en el argot de diseño gráfico- que ha supuesto unos leves retoques a la marca original para adaptarla a las nuevas necesidades. Los cambios, llevados a cabo por Maravedismo, de la mano de el diseñador Nabil Boufada son pequeños pero significativos. Así, el imagotipo, compuesto por la silueta del castillo, se mantiene como seña de identidad, pero con una estilización del diseño, que lo hace más joven y actual.

Se sustituye la tradicional media luna por un círculo completo, respondiendo así a su uso más frecuente en las redes sociales y el ámbito digital. El logotipo, compuesto por el nombre de la cabecera, también se adapta ligeramente con remates redondeados y suaves, lo que hace más amable su lectura y ayuda a transmitir vitalidad. Este proceso, habitual en todas las marcas, se ha elaborado respetando la marca original, asentada y reconocida en la ciudad.

Logotipo y cabecera, emblemas de Alcalá

El reto de este rediseño ha sido refrescar una marca muy consolidada, lo que convertía en la mejor opción una intervención tipográfica con formas más redondas y amables acordes al consumo de información en nuevos dispositivos.

El azul, homogeneizado para digital y papel, sigue siendo el color principal, que se completa con tonos como el magenta, el verde, el granate y el albero, típico de Alcalá. Todo esto permite que la marca avance hacia lo audiovisual con una personalidad sólida, moderna y fresca. En resumen, con el nuevo diseño se consigue el principal objetivo: evolucionar sin olvidar la historia de una cabecera emblema de Alcalá.

Deja un comentario