Recibe nuestras alertas en tu móvil. Estamos en WhatsApp y Telegram.

La procesión del Rocío se ha sido suspendida en torno a las 6:10 de la mañana y la Virgen ha tenido que volverse a la Ermita. Ha sido a la altura de la casa hermandad de Triana, justo cuando ha acabado su presentación al Simpecado de Cádiz, que se encontraba a la altura del número 41 de la calle Real.

El motivo de la suspensión ha sido la rotura de uno de los bancos de madera en los que se llevan a hombros a la Virgen. Después de unos minutos parada, en la que los almonteños pidieron silencio, teniendo que dejar de sonar la campana de la casa de Triana, la Junta de Gobierno de la hermandad Matriz decidió suspender la procesión, volviendo por la calle de la Romería. Ante lo sucedido, los miles de asistentes abrieron un pasillo para que la Virgen pudiera ser trasladada de vuelta al templo rápidamente, a donde llegó en tan solo diez minutos.

La estructua solo se ha usado en la procesión del 22 de mayo y esta madrugada, aunque ya el primer día se produjeron algunos incidentes con los bancos, dado que los hombres que portaban las andas de la Virgen sufrieron algunos cortes. La empresa encargada de su construcción realizó una inspección.

Con la procesión del Rocío suspendida, la Hermandad ha invitado a las hermandades a que se acerquen al Santuario con su Simpecado a rezar la Salve. Han comenzado a entrar por la puerta principal.

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario