fbpx
Portada » La sección de adoración nocturna celebra la Vigilia de Fin de Año
Vigilia de Fin de Año./ LVA
Cofradías

La sección de adoración nocturna celebra la Vigilia de Fin de Año

El sábado 29 de diciembre, dentro ya del Domingo de la Sagrada Familia, la Antigua y Franciscana Sección de Alcalá de Guadaíra de la Venerable Archicofradía Sacramental de Adoración Nocturna Española al Santísimo Sacramento, celebró la Vigilia de Fin de Año en el Monasterio de Santa Clara, donde radica.

Es esta una vigilia cuyo objetivo es dar gracias a Dios por los dones y beneficios recibidos a lo largo del año que finaliza, 2018, y al mismo tiempo pedir de su infinita bondad y misericordia que el año 2019 esté repleto de bendiciones tanto para los adoradores, como para las familias, para las Comunidades de religiosos y religiosas de la ciudad, para las parroquias de la misma, para todas las familias cristianas, en definitiva, para toda la Iglesia, que reconoce a Cristo presente en Cuerpo y Sangre en la Sagrada Eucaristía, adorándolo como Dios y Hombre verdadero.

En la misma participaron, además de los adoradores, y de la Comunidad de Hermanas Clarisas, hermanas de la Congregación de las Hijas de la Caridad, que cuentan con dos sedes en Alcalá: la residencia de ancianos La Milagrosa, y la Casa Rosalía Rendú, para hermanas mayores de la propia Congregación.

Tras la Misa, alegrada por los cantos de las Clarisas desde el coro bajo, con numerosos villancicos, el sacerdote salesiano que la había oficiado, P. D. José Luis Cardenete, expuso el Santísimo Sacramento en la custodia, comenzando la vigilia como tal. Durante la misma se rezó de forma comunitaria la Oración de final y principio de Año, terminando con la Oración por la Paz de San Francisco de Asís. La Bendición con Su divina Majestad fue impartida por el Rvdo. D. Manuel María Roldán, Cura Párroco de Santiago el Mayor.

En Alcalá, esta vigilia tuvo desde los primeros años de la fundación de la Sección (1902), su importancia, hasta el punto de que se obsequiaba a los asistentes con una estampa de recuerdo, de lo que quedan ejemplares en el archivo de la misma. Fue un íntimo, bello, sentido y solemne acto, que se celebró, como siempre, con la presencia en el presbiterio de la capilla del Monasterio de varios de los Titulares de la Sección: El Santísimo Sacramento, el Santísimo Cristo de la Vera Cruz, la Santísima Virgen Nuestra Señora Reina de los Ángeles, Consolación y Gracia del Género Humano, que portaba en su mano, como siempre, al Divino Infante, recién nacido, San Francisco y Santa Clara de Asís.

Sobre el autor

La Voz de Alcalá

La Voz de Alcalá

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo