Castillitos III

No todos los que, viviendo en Alcalá, se dedicaron a las cabras, las vacas y las ovejas, dispusieron de pastos propios o arrendados.