Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La planta de Pediatría del Hospital de Valme ha reinventado sus actividades navideñas para hacerlas compatibles con las medidas contra el coronavirus. La adaptación de su Plan de Humanización a los protocolos de seguridad permite continuar impulsando la ilusión entre los pequeños, que, hospitalizados y en pandemia, viven una de las peores navidades posibles.

La pandemia ha provocado el cambio de la organización asistencial en los centros hospitalarios con el objetivo de garantizar la seguridad frente al Covid-19. En estas fechas, el ámbito pediátrico es especialmente sensible hacia estos cambios; dado que la celebración de las actividades incluidas en el Plan de Humanización se ven afectadas por las restricciones. Sin embargo, el servicio de Pediatría ha organizado una programación navideña diferente que, a través de su adaptación a la situación actual, permite continuar acercando el espíritu navideño entre los menores y sus familias.

Equipo en Pedriatría / Hospital de Valme

A lo largo de estos nueve meses, la Planta de Pediatría ha materializado diferentes medidas de protección frente al coronavirus, tales como: reorganización de los circuitos asistenciales para los ingresos, restricciones de visitas, no salir a las zonas comunes o el cierre del aula hospitalaria de forma presencial. Frente a ello, los profesionales de Pediatría capitaneados por su supervisora, Rocío Cordero, se han reinventado para, en unas fechas tan entrañables, ofrecer actividades de divertimento a los pequeños.

La alternativa que ha llevado a cabo pivota en una mayor implicación de los profesionales sobre la organización y materialización de actividades de dinamización con los niños hospitalizados, compatibilizada con su actividad asistencial. La variedad de actos on line ha sido otra gran herramienta en tiempos de covid, a lo cual sumar la solidaridad de colectivos e instituciones que han querido colaborar con la donación de juguetes, tablets, tarjetas de felicitación, libros, material de manualidades y mensajes solidarios on line.

Los profesionales de Pediatría como emisarios especiales de la ilusión navideña

La habitual programación navideña cargada de actividades celebradas en la escuela, actuaciones infantiles, visitas de deportistas, recogida de cartas por profesionales de Correos, visita de Papa Noel o la cabalgada de Reyes Magos del hospital ha sido sustituida por una programación especial frente al Covid-19 organizada por los propios profesionales.

En efecto, los profesionales de este servicio clínico han pasado a ser ayudantes de los Reyes Magos y de Papa Noel, convertidos en auténticos emisarios de la alegría navideña. La originalidad de la iniciativa los ha llevado a crear dos equipos correspondientes a cada ala de la planta de Pediatría. De tal modo que enfermeros, auxiliares de enfermería, pediatras y celadores han conformado ambos equipos: el de los Magos de Oriente y el equipo de Papa Noel. Para ello, han realizado una cuidadosa encarnación de personajes alusivos mediante la personalización de sus uniformes. Según su supervisora de enfermería: “nuestra especial dedicación en esta iniciativa ha estado motivada por nuestro interés por preservar la humanización de la asistencia en un contexto sanitario complicado y en unas fechas tan importantes para que los pequeños continúen sintiendo la ilusión navideña, salvando las distancias de sus hogares y seres queridos”.

Cada día, siendo cuidadosos con las correspondiente medidas de seguridad, visitan las habitaciones y la Unidad de Pruebas Funcionales para hacerle entrega a cada menor del `Kit de Navidad´. Contiene adornos para decorar la habitación, pasatiempos, juegos y material para participar en los concursos de tarjetas navideñas y mascarillas. Y además le proponen a los menores que elijan de entre los personajes de cada equipo a su favorito para que les entregue su regalo.

Del mismo modo, desde el Aula Hospitalaria, sin actividad presencial por las restricciones de seguridad del coronavirus, también se han organizado diferentes actividades que contribuyen a la ilusión de días tan mágicos para los menores. Se está elaborando un cuento centrado en la Navidad con la participación de todos los niños hospitalizados, manualidades para decoración navideñas, crucigramas, mandalas, belenes individuales y también se ha impulsado el inicio de la elaboración de la carta de los Reyes Magos para depositarla en un buzón hospitalario.

Solidaridad ciudadana

Junto a la especial implicación de los profesionales y la potenciación de actividades de carácter virtual, también hay que destacar la colaboración altruista y solidaria de diversos colectivos.

Se trata del colegio `Santa María del Valle´ y la Academia Gnius de Mairena del Aljarafe, el colegio `Huerta de Santa Ana´ de Gines y la Iglesia `Santa Ana y Rufina´ de Sevilla junto a la Parroquia de Los Remedios. Todos ellos han participado con adornos de Navidad, mensajes elaborados a modo de felicitación navideña, juegos y pasatiempos, además de mensajes virtuales con villancicos y tutoriales para manualidades.

Por su parte, Cruz Roja, Asociación Solidaria Acaye y la empresa Vivisol han donado juguetes junto a tablets que contribuyen a llevar a cabo las actividades on line; mientras que la Editorial A Publicar ha donado los primeros 20 libros de una nueva publicación infantil `Poemas Terrorrísicos´. También la asociación Holored Estelar Star Wars no ha querido faltar a su cita anual con los niños de Valme y ha enviado un vídeo y la Fundación Real Betis Balompié ha hecho entrega de juguetes y de libros de la mascota Palmerín.