José Manuel Colubi
José Manuel Colubi / José Luza Boza
Mitos e Historias

La Lusitania (I)

Lección octava de la Geografía de Hispania de Estrabón, Ibérica III, 3, 3-6. Su objeto, una tierra que nos es familiar por la figura de un pastor, Viriato, símbolo de la resistencia a los romanos. Dice así: 

«3. La Lusitania, las tierras del Tago que miran a la Osa, es el mayor de los pueblos ibéricos y por mucho tiempo combatido por los romanos. El Tago comprende de esta tierra el lado del Noto (Sur), el del Véspero (Oeste) y el del Ártico (Norte), el océano, el de la Aurora (Este), los carpetanos, los vetones, vacceos y calaicos, los pueblos principales, pues a los demás no vale la pena nombrarlos por su pequeñez y carencia de fama, aunque algunos, de modo contrario a los de hoy, llaman también a éstos lusitanos. Los calaicos son vecinos, por la parte de la Aurora, del pueblo de los astures y de los celtíberos, los demás, de los celtíberos. La longitud de la Lusitania hasta Nerio es de tres mil estadios, la anchura, la que hace el lado que mira a la Aurora hasta la costa que hay enfrente, mucho menor. La parte que mira a la Aurora es alta y escarpada, mas la tierra que subyace a sus pies, toda una llanura incluso hasta el mar, con excepción de unos pocos montes no grandes, por lo cual Posidonio dice que Aristóteles acusa incorrectamente a la costa y a la Maurusia (Morería) de las pleamares y de las bajamares, pues dice que el mar tiene flujos y reflujos por ser altos y escarpados los promontorios, los cuales acogen las olas con violencia y las devuelven con la misma violencia. Pero hablando con verdad, es lo contrario, son playas y costas bajas».

Hazte socio

Debes leer  Epigramas funerarios griegos (VII)

Sobre el autor

José Manuel Colubi

José Manuel Colubi

Colaborar de La Voz de Alcalá desde los inicios del periódico. Catedrático de Instituto de Lengua Griega e Historiador de la Antigüedad.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo