El gobierno de Ana Isabel Jiménez adjudicará a una empresa privada, mediante la concesión de un contrato de gestión, el servicio público que se desarrolla en el Centro Deportivo Distrito Sur.
Concretamente, la empresa recibirá, según la estimación del contrato, 2,6 millones de euros en cuatro años para asumir la gestión directa de las instalaciones.
El Ayuntamiento ha gestionado, desde su inauguración en agosto de 2010, el Complejo Deportivo Distrito Sur. Sólo algunas actividades que se desarrollaban en las instalaciones se prestaban a través de empresas externas a la gestión pública. Sin embargo, el gobierno asegura que «con la experiencia adquirida tras años de gestión directa, se está en mejores condiciones de licitar adecuadamente la gestión indirecta de las instalaciones deportivas» para que sea la empresa quien asuma «el riesgo operacional».
La adjudicación, que no será prorrogable, tendrá un canon anual de 3000 euros para la empresa que finalmente consiga hacerse con el contrato de gestión.
El gobierno socialista de Ana Isabel Jiménez, según recoge el Acta de la Junta de Gobierno del pasado 5 de marzo, considera «apremiante» la necesidad de aprobar el expediente. Se da la circunstancia de que en la actualidad la gestión se realiza externalizando las actividades con empresas privadas y el gobierno pretende que sea sólo una la que «unifique» la gestión y asuma el riesgo de la explotación.
El centro deportivo se construyó sobre una parcela de 13 000 metros cuadrados y cuenta con un pabellón y una piscina cubierta que, tras su inauguración, tardó tres años en ponerse en funcionamiento.
El centro deportivo estaba pensado para ofrecer servicio a los vecinos de Las Beatas, La Nocla, La Juncosa, Campo Alegre y Los Pinares de Oromana y tuvo un coste de 2,7 millones de euros.
Cabe destacar que la piscina del complejo deportivo de  Malasmañanas está gestionada también por una empresa externa.
El Zacatín
Sato Sport entregó el  21 de noviembre del pasado año las llaves del complejo deportivo de El Zacatín, tras cesar su actividad el 31 de octubre del mismo año. Las instalaciones deportivas estaban gestionadas de forma privada mediante una concesión de obra pública desde su apertura en 2006. Una década después, la empresa decidió cerrar sus puertas de forma unilateral debido a la «imposibilidad económica» de la concesión.
Tras el fracaso del modelo de gestión privada de El Zacatín, el Ayuntamiento anunció que iniciaría acciones legales contra la empresa para «declarar el incumplimiento de sus obligaciones» y ésta requería «seis millones de euros por el valor real de las instalaciones» que quedarían en manos del Consistorio alcalareño.
Actualmente, el Ayuntamiento está en fase de recuperación de la concesion y deberá decidir sobre su modelo de gestión.
Cinco meses después del cierre definitivo, las instalaciones están saqueadas y acumulan numerosos desperfectos, que requerirán de nuevas inversiones para reabrir sus puertas.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí