Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

El Presupuesto Municipal para 2021 ha sido aprobado este martes con los votos a favor de la coalición de Gobierno PSOE y Ciudadanos, y a la abstención de tres concejales de Adelante, con lo que, a juicio del PP, “ parte de la formación de izquierdas se convierte también en cómplice del endeudamiento y los enchufes aprobados hoy con el Presupuesto 2021 por el Gobierno de Jiménez”.

La portavoz del PP, Sandra González, ha asegurado que “se trata de unas cuentas claramente electoralistas, alejadas por completo de las necesidades reales de nuestra ciudad y que, de nuevo, volverán a endeudar a Alcalá con el único objetivo de buscar votos” y que “el PSOE ha aprovechado para enchufar como trabajadores del ayuntamiento, con el visto bueno de sus socios de coalición, Ciudadanos, a dos familiares directos del Equipo de Gobierno”.

Estos familiares son personal subrogado de la extinta INNOVAR S.L, a los que se les ha creado unas plazas en la RPT (Relación de Puestos de Trabajo), las cuales han ocupado directamente sin ningún tipo de control, de concurso público u oposición. Una RPT que ha sido aprobada también en este pleno y que no ha contado con el acuerdo ni el apoyo de la mayoría de las secciones sindicales con representación en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, a pesar de lo cual PSOE y Ciudadanos la han traído a pleno, “lo que da muestras de la soberbia que hay instalada en el Gobierno de Jiménez, que es incapaz de llegar a ningún acuerdo con nadie”, ha aseverado González.

De hecho, este pleno de presupuestos comenzó con la presentación por parte de la portavoz popular de una recusación contra el delegado de Fiestas Mayores, Enrique Pavón, y la delegada de Servicios Sociales, Virginia Gil, ambos del PSOE, para que se abstuviesen en la votación del Presupuesto de 2021, ya que en el mismo se iba a aprobar, la entrada por la puerta de atrás como empleados del Ayuntamiento de Alcalá de un cuñado de Pavón y del marido de Gil. Tal y como recordó González en el escrito de recusación, la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, sección 4.ª, art. 23 y 24, estable que los concejales no podrán participar en una votación en caso de “tener un vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable y el parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o de afinidad dentro del segundo, con cualquiera de los interesados” a los que afectase dicha votación.

“El Gobierno de Jiménez era perfecto conocedor de que Pavón y Gil no podían votar este presupuesto por el parentesco que les unía con dos de los trabajadores que han enchufado”, ha señalado la líder popular, por lo que, como ha indicado, “PSOE y Ciudadanos han sacado su disfraz de trileros y se han saltado otra vez la ley, estableciendo para ello el voto delegado de los concejales de cada grupo municipal en la figura de su portavoz, en un intento por evitar que el delegado de Fiestas Mayores y la delegada de Servicios Sociales tuviesen que levantar la mano, algo que hemos advertido, pues desde el PP no vamos a ser cómplices de ninguna irregularidad”.

“Hemos votado contra las cuentas municipales presentadas porque su único fin es conseguir votos, para lo que nos vuelven a endeudar a todos, sin pensar realmente en el futuro a medio y largo plazo”. De hecho, con estas cuentas, Alcalá iniciará enero de 2021 con una deuda de 36.277.383,59 euros, cuando un año antes, en 2020, dicha deuda era de 26.736.071,24 euros. Es decir, “el Gobierno de PSOE y Ciudadanos va a endeudar a todos los alcalareños nada más comenzar el nuevo año en 10.688.767,34 euros más, a través de un préstamo bancario con el que no tienen otro objetivo que seguir pagando sus despilfarros y desmanes”.

Si en enero de 2020 la deuda del Ayuntamiento de Alcalá por habitante era de 356,48 euros, el Gobierno de Jiménez la situará en enero de 2021 con este presupuesto en 483,69 euros, es decir, 127 euros de deuda más por alcalareño. Esto significa que en una familia media de 4 personas, la deuda municipal alcanzaría al iniciarse el 2021 un total de 1.934,76 euros.

Deja un comentario